Estudio Postural

Si miramos a nuestro alrededor y nos fijamos en la postura de las personas o en la nuestra, podemos darnos cuenta que se repiten ciertos patrones: personas con los hombros hacia adelante y la cabeza baja, personas que caminan sacando el pecho y con la mirada siempre en alto… Estos patrones posturales son regidos por las cadenas musculares.

Las cadenas musculares implican que los músculos no trabajan de forma aislada como lo propone la visión anatómica clásica, estando estas estructuras enlazadas como un todo, siendo capaces de transmitir ciertas tensiones musculares desde los pies hacia
la cabeza.

Esto hace que cualquier mínimo desajuste, pueda afectar a otra estructura. El sistema músculo-esquelético es un sistema tensional de poleas y cadenas miofasciales en las que todas las estructuras se influencian entre sí.

Análisis postural
La mayoría de afecciones del sistema musculoesquelético tienen que ver directamente con el acortamiento y/o la densificación de los tejidos miofasciales: Músculos, fascias, cápsulas articulares y ligamentos que atrapan el cuerpo en una posición, alterando su alineación y perjudicando la salud de los tejidos corporales.

Esta densificación lleva implícita la pérdida de elasticidad y el endurecimiento del tejido y su acortamiento, produciendo unos candados que podrían generar conflictos mecánicos tanto en las articulaciones como en los propios músculos.

La práctica de estiramientos y tonificación personalizada nos ayuda a abrir estos candados y liberar la musculatura que nos impide tener una alineación correcta.

Cuando se presenta dolor en una zona corporal, éste puede venir desde una zona distante. Esto es debido a que determinadas causas como una cicatriz, una lesión, un proceso degenerativo, colapso mecánico, hábito postural e incluso una actitud psicoemocional producen cambios físicos en la posición espacial y funcionalidad de los diferentes segmentos corporales en forma de compensaciones.

Estas compensaciones están orquestadas por el sistema nervioso central y tienen como objetivo mantener el equilibrio corporal amenazado por las anomalías mecánicas. En determinadas ocasiones, estas compensaciones son capaces de generar conflictos mecánicos en otras regiones del cuerpo, conllevando la aparición de una sintomatología asociada.

Cada vez se hace más evidente la importancia y la necesidad de atender las causas de las diversas patologías y no solo sus síntomas. Los síntomas no son más que su expresión, la consecuencia de las causas que las produjeron, la punta del iceberg.

Método FisiomYoga

Este método está basado en GDS y los estudios añadidos por Phillipe Campignion. Se basa en la prevención: antes de desarrollar una patología existe una disfunción en un área determinada del cuerpo, en este punto es visible, determinable y reversible para un profesional sanitario, puede llevar esta estructura de nuevo a la fisiología corporal y es justamente ahí cuando puede evitarse el desarrollo de un problema mucho más complejo a largo plazo.

Siguiendo este método, realizaremos un estudio de tu postura, analizaremos las posibles desalineaciones y desequilibrio de las cadenas musculares que te estén afectando y propondremos una serie de ejercicios para intentar recuperar una mejor alineación estructural.

Estos ejercicios serán físicos y psicocomportamentales, te lo explicaremos todo con mucho detalle.

 

 

Koa es un centro de yoga
pensado para ti 

Mantente en contacto